¿Eres participante?

10 preguntas de lluvia de ideas para la escuela y el trabajo

10 preguntas de lluvia de ideas para la escuela y el trabajo

canal

jess pham Junio ​​23 2022 6 min leer

El arte de hacer buenas preguntas es clave para una sesión de lluvia de ideas eficaz. No es exactamente ciencia espacial, pero se necesita un poco de práctica y planificación para hacer las preguntas de lluvia de ideas correctas para crear un entorno receptivo y colaborativo.

Entonces, ¿qué es una lluvia de ideas?

La lluvia de ideas es un proceso de generación de ideas que ayuda a su equipo u organización a resolver problemas críticos y acelerar el éxito. El espíritu central detrás lluvia de ideas grupal es 'no hay ideas estúpidas'. Por lo tanto, en caso de que esté realizando una sesión de lluvia de ideas, su lema principal debe ser introducir preguntas colaborativas que alienten a todos a generar tantas ideas como sea posible sin temor al ridículo o la parcialidad.

La lluvia de ideas no se limita al mundo corporativo; los tiene en las aulas, en los campamentos, mientras planifica las vacaciones familiares; y, a veces, incluso para inventar una broma elaborada. Y si bien la lluvia de ideas tradicional necesita que las personas estén físicamente presentes en el lugar de reunión, los términos han cambiado después de COVID. Lluvia de ideas virtual está prosperando debido a un mejor acceso a Internet y una variedad más amplia de videoconferencias y herramientas de lluvia de ideas.

Con la tecnología en juego, la habilidad para enmarcar preguntas de lluvia de ideas relevantes se vuelve mucho más valiosa; especialmente porque no tenemos una idea clara sobre el lenguaje corporal de los participantes. Es importante que sus preguntas sean abiertas pero equilibradas y que todos se sientan cómodos. Además, cada pregunta de seguimiento debe respaldar este tipo de entorno hasta que el equipo haya logrado su objetivo.

Pero, ¿cuáles son estas preguntas? ¿Y cómo haces para preguntarles? Aquí es donde entramos nosotros. El resto de este artículo lo ayudará a crear preguntas adecuadas para la lluvia de ideas en la escuela y el trabajo, en un entorno remoto o en vivo. Tenga en cuenta que estas preguntas son solo ideas y plantillas para que pueda realizar sesiones de lluvia de ideas efectivas; siempre puede cambiarlos para adaptarlos a la agenda y el entorno de la reunión.

Obtenga las mejores ideas de su tripulación 💡

AhaSlides es una herramienta gratuita que les permite intercambiar ideas juntos. ¡Reúna ideas y haga que todos voten!

GIF de personas que responden preguntas de lluvia de ideas en una diapositiva de lluvia de ideas en AhaSlides.

5 tipos de preguntas de lluvia de ideas en la escuela

Si eres un maestro nuevo o alguien que quiere mejorar sus habilidades para hacer preguntas en el salón de clases, es mejor tener un enfoque simple y directo. Sin embargo, hay ciertos puntos que debe recordar para llevar a cabo una lluvia de ideas fructífera en el aula...

  1. Tenga cuidado de que su tono transmita genuina la curiosidad y no autoridad. La forma en que formulas tus preguntas hará que se entusiasmen con la sesión o pisotearán su entusiasmo.
  1. Ofrezca a sus alumnos una tiempo razonable a pensar para que puedan reunir coraje y confianza para presentar sus respuestas. Esto es especialmente cierto para los estudiantes que no se sienten cómodos expresando su opinión en un espacio público.

#1. ¿Qué opinas sobre el tema?

Este es un ejemplo perfecto de un pregunta abierta que anime a sus alumnos a hablar sobre el tema/proyecto sin alejarse demasiado de él. Sea objetivo mientras ayuda a sus alumnos a comprender el tema y les brinda información relevante de una manera que no influya en su proceso de pensamiento independiente. Anímelos a usar esa información de acuerdo con su lógica y comprensión.

#2. ¿Por qué piensas eso?

Es una pregunta de seguimiento que siempre debe acompañar a la anterior. Hace que sus alumnos se detengan y piensen en las razones en lugar de seguir la corriente. Empuja al grupo silencioso/pasivo de estudiantes a salir de sus caparazones y pensar más allá del pensamiento dominante en el salón de clases.

#3. Cómo llegaste a esta conclusión?

Esta pregunta obliga a los alumnos a profundizar y explorar la relación entre sus pensamientos y la lógica. Aplican sus aprendizajes, conceptos y experiencias anteriores para probar su punto de vista.

#4. ¿Aprendiste algo nuevo?

Pregunte a sus alumnos si la discusión les ha ayudado a desarrollar su proceso de pensamiento. ¿Sus compañeros de clase los inspiraron con nuevas formas de abordar un tema? Esta pregunta los alentaría a intercambiar ideas y los mantendría entusiasmados para la próxima sesión de lluvia de ideas.

#5. ¿Tienes alguna otra pregunta?

Un final adecuado para la sesión: esta pregunta suscita dudas molestas o contraargumentos a ideas probadas. Estas discusiones a menudo plantean temas interesantes que podrían usarse para futuras sesiones de intercambio de ideas.

Y así, el aprendizaje continúa.

Ilustración de las piezas faltantes de una bombilla, rodeada de globos de diálogo que contienen esas piezas
Enseñe a los estudiantes cómo pensar.

5 tipos de preguntas de lluvia de ideas para equipos

En el entorno de trabajo remoto actual, donde los equipos no solo están separados por ubicación sino también por zonas horarias, las reglas de la lluvia de ideas han sufrido ciertos cambios. Entonces, aquí hay un par de puntos para recordar antes de comenzar su próxima sesión de lluvia de ideas virtual...

  1. Por lo general, es aconsejable limitar los asistentes a un máximo de 10 cuando haces una lluvia de ideas en línea. El equipo debe ser una combinación equilibrada de personas que tengan la experiencia requerida sobre el tema pero también con diferentes conjuntos de habilidades, características y puntos de vista. Si está tratando de tener una conversación adecuada, es posible que desee probar un máximo de 5.
  1. Mandar un correo electrónico de presentación a todos los asistentes antes de la reunión para que sepan qué esperar y se preparen con anticipación. También puede informarles para recopilar ideas sobre el tema y anotarlas en una herramienta común de mapas mentales para el beneficio de todos.
  1. Usa tantos señales visuales como sea posible para mantener a la audiencia interesada. Es muy fácil distraerse en un entorno virtual o desconectarse debido al exceso de reuniones en línea. Mantenga el ritmo, diríjase a las personas y asígneles responsabilidades relacionadas con la reunión para que se sientan involucrados.

Ahora sigamos leyendo para las preguntas.

#1. Preguntas de observación

Las preguntas de observación son preguntas introductorias que usted, como facilitador, enviaría a sus asistentes en el correo electrónico introductorio. Estas preguntas forman la base de su investigación y actúan como punto de partida para la sesión.

Las preguntas típicas de observación serían:

  • ¿Qué piensas sobre este proyecto?
  • ¿Qué es lo que más te llama la atención de este producto?
  • ¿Cuáles son los objetivos de esta reunión?

Una vez que los miembros ingresan sus pensamientos en la herramienta compartida de mapas mentales, la sesión de lluvia de ideas virtual está lista.

#2. Preguntas contemplativas

Las preguntas contemplativas son una lista de preguntas de actualidad que enviaría a los asistentes antes de la reunión y les pediría que anotaran sus pensamientos con la mayor claridad posible. Estas preguntas los alientan a analizar un proyecto/tema en profundidad y resaltar sus características subyacentes. Anime a su equipo a compartir sus respuestas cuando la sesión esté en vivo.

Las preguntas contemplativas típicas serían:

  • ¿Qué tan fácil o difícil es navegar por el sitio web?
  • ¿Cómo atiende esta estrategia a nuestro público objetivo?
  • ¿Te sientes motivado para trabajar en este proyecto? ¿Si no, porque no?

Dado que las preguntas contemplativas exigen mucho ancho de banda emocional e intelectual de su equipo, es importante que se sientan lo suficientemente cómodos para compartir sus ideas honestas.

#3. Preguntas informativas

Con preguntas informativas, da un paso atrás, pídale a su equipo que comparta lo que han hecho en el pasado y cómo las cosas son diferentes ahora. Estas preguntas les ayudan a subrayar los beneficios y/o defectos de procesos pasados ​​y las lecciones aprendidas.

Ejemplos de preguntas informativas serían:

  • ¿Cuál fue el mayor inconveniente en _____?
  • ¿Cómo crees que podríamos haberlo hecho mejor?
  • ¿Qué has aprendido en la sesión de hoy?

Las preguntas informativas forman el último tramo de la reunión y lo ayudan a traducir ideas generales en elementos procesables.

personas haciendo lluvia de ideas en un escritorio con papel, computadoras portátiles y portapapeles alrededor.
Haga preguntas informativas para sacar el máximo provecho de su equipo.

#4. Lluvia de ideas inversa

Justo antes de escribir su lista final de elementos procesables, intente una lluvia de ideas inversa. En la lluvia de ideas inversa, aborda el tema/problema desde una perspectiva diferente. Cambias la pregunta para desencadenar nuevas ideas inesperadas. Empiezas a buscar las causas que podrían hacer fracasar tu proyecto o empeorar el problema.

Por ejemplo, si el problema es la "satisfacción del cliente", en lugar de "Cómo mejorar la satisfacción del cliente", pregunte "¿Cuáles son las peores formas en que podríamos arruinar la satisfacción del cliente?"

Anime a su equipo a idear tantas formas dañinas como sea posible de arruinar la satisfacción del cliente. Como:

  • No contestes sus llamadas.
  • Portarse mal
  • ridículo
  • No responda a sus correos electrónicos.
  • Mantenerlos en espera, etc.

Cuanto peores sean las ideas, mejor. Una vez que su lista esté completa, voltee estas ideas. Anota las soluciones a cada uno de estos problemas y analízalas con tu equipo en detalle. Elija los mejores, anótelos como elementos de acción, priorice de acuerdo con su estrategia y trabaje para crear el mejor servicio de satisfacción del cliente posible.

#5. Preguntas procesables

Bueno, no hay que pensarlo aquí; los elementos procesables forman el núcleo de las preguntas procesables. Ahora que tiene toda la información que necesita sobre el tema, el siguiente paso es anotarlos como planes de acción detallados.

Algunas preguntas procesables serían:

  • ¿Qué debemos seguir haciendo para lograr nuestros objetivos?
  • ¿Quién será el responsable del primer paso?
  • ¿Cuál debería ser el orden de estos elementos de acción?

Las preguntas procesables filtran el exceso de información, dejando al equipo con resultados clave e instrucciones claras sobre cómo avanzar. Esto marca el final de su sesión de lluvia de ideas. Además, antes de terminar, verifique dos veces para asegurarse de que todos estén en la misma página.

Ahora que tienes una idea clara de cómo hacer una lluvia de ideas correctamente, utilícelo para impulsar su próxima reunión en línea.

Utilice este código de referencia cuando realice el pago: AHAXMAS21